Kaseya ha sufrido uno de los mayores ciberataques de ransomware. REvil el responsable, y 70 millones de dólares para descifrar los equipos.