Si tu equipo empieza a ir lento, deberías pensar en actualizar el hardware para intentar mejorar su rendimiento. Por ello, hoy te damos una serie de pautas para que puedas saber qué deberías renovar.