Spam

¿Qué es el spam?

Todos los usuarios nos hemos encontrado alguna vez con el spam en nuestras vidas. Parece una parte inseparable de la experiencia en línea, algo que aceptamos como normal. Pero ¿cómo definimos el spam? ¿Qué diferencia los correos electrónicos de spam de los demás? En términos de Internet, ¿qué significa el spam?

El spam nunca es solicitado. Es molesto, normalmente es promocional, se envía a muchísimas personas y llega, aunque no se haya pedido. Si te suscribes a un boletín de marketing y termina hasta el gorro de estos mensajes, lamentamos decirte que no es spam.

La mayoría de las veces, el spam es de naturaleza comercial y, aunque es preocupante, no es necesariamente malicioso o fraudulento (aunque puede llegar a serlo).

¿Qué tipos de spam existen?

Spam por correo electrónico

Es el spam más habitual. Inunda la bandeja de entrada y distrae al usuario de los mensajes que sí le interesan. Da por seguro que puedes ignorarlo completamente.

Spam móvil

Spam en formato SMS. Además de mensajes de texto, algunos spammers utilizan también notificaciones push para llamar la atención sobre sus ofertas.

Spam de redes sociales

A medida que Internet se va haciendo más social, los spammers tratan de aprovecharse para propagar su spam mediante cuentas falsas de usar y tirar en redes sociales populares.

Spam de mensajería

Es como el spam por correo electrónico, pero más rápido. Los spammers lanzan sus mensajes en plataformas de mensajería instantánea como WhatsApp, Skype o Snapchat.

Spam SEO

También es conocido como «spamdexing» . Es el abuso de los métodos de optimización de los motores de búsqueda (SEO) para mejorar la valoración de búsqueda del sitio web del spammer. Podemos dividir el spam SEO en dos amplias categorías:

 

  • Spam de contenido: los spammers llenan sus páginas de palabras clave populares, a menudo no relacionadas con el sitio web, para intentar colocarlo más arriba en las búsquedas de dichas palabras. Otros reescriben el contenido existente para que sus páginas parezcan más sustanciales y exclusivas.
  • Spam de enlaces: si te has encontrado en un comentario de un blog o en una publicación de un foro con enlaces irrelevantes, ya conoce el spam de enlaces. El spammer intenta aprovechar una mecánica de SEO conocida como «backlinking» para atraer tráfico hacia su página.

Temática de correos más utilizados

– Servicios médicos y sanitarios: curas milagrosas, atajos para perder peso, suplementos dietéticos de dudosa reputación, terapias para la pérdida de cabello, soluciones antienvejecimiento, medicinas alternativas… Todo esto y mucho más se anuncia con frecuencia a través del spam. La inmensa mayoría de estos productos no son más que promesas vacías.

– Ordenadores, Internet y tecnología: los spammers intentan aprovecharse de que mucha gente no es experta en informática. No dejes que te engañen con ofertas de software o hardware, servicios móviles o de Internet, o anuncios sobre electrónica general.

– Inscripción en servicios: el spammer intenta convencerlo para que se inscriba en un servicio de larga duración. Programas educativos y distintos tipos de seguros son opciones habituales. Fíjate en cómo el correo electrónico de ejemplo utiliza la urgencia como herramienta de ingeniería social para intentar apurar al lector, que debe tomar una decisión rápida.

– Servicios financieros y premios: el spam de este tipo promete ayudarte a aliviar tus apuros económicos con préstamos a bajo interés, asesoramiento de deudas o directamente con premios en efectivo. ¡No se te ocurra picar!

Spam frente a phishing

La diferencia entre el spam y el phishing es la intención del responsable. Los spammers son un incordio, pero normalmente no buscan hacerle daño. Tienen algo para vender y han decidido que el spam es una técnica eficaz para promocionar su producto, oferta o servicio. (Por supuesto, estos productos y servicios pueden ser de baja calidad o fraudulentos).

Los phishers, por otro lado, son ciberdelincuentes que buscan su información confidencial, ya sea mediante engaños o con el uso de malware. Como el spam, las estafas de phishing suelen enviarse de forma masiva por correo electrónico, pero con fines más dañinos, como pueden ser el fraude, el robo o incluso el espionaje industrial.

¿Por qué recibo spam?

Si no me he inscrito para recibir spam, ¿cómo pueden encontrarme los spammers?. La triste realidad es que muchas empresas ganan dinero vendiendo su libreta de direcciones de correo electrónico a terceros. Este problema ha llegado a ser tan grave que, en 2018, la Unión Europea aprobó el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), una serie de normativas destinada a limitar lo que las empresas pueden hacer con los datos personales.

Los spammers utilizan el spam porque es barato. A un spammer no le cuesta prácticamente nada freír a correos electrónicos a cualquiera que pueda encontrar. Con que solo un puñado de destinatarios responda favorablemente a la campaña, les habrá valido la pena.

Cómo evitar el spam

Con unos sencillos trucos, puedes aprender a detener los correos electrónicos de spam y a reducir la cantidad de spam general que se te envían.

Utiliza la función de denuncia de spam

Los proveedores más populares de correo electrónico ofrecen un botón útil para poder denunciar un mensaje como spam. Al hacerlo, puede “entrenar” a su correo electrónico para que detecte mejor el spam. Cualquier mensaje detectado de este modo se envía directamente a su carpeta de spam, sin pasar por el buzón de entrada.

Inscríbete en ciertos sitios web con direcciones de correo electrónico secundarios

Muchas plataformas de comercio electrónico y servicios de Internet requieren una dirección de correo electrónico. Si no es absolutamente necesario, no utilices tu dirección de correo principal. Nunca sabes quién la venderá a un spammer.

No interactúes de ningún modo con el spam

Esto se aplica a todo tipo de spam, no solo a los correos electrónicos. No hagas clic en enlaces, no descargues archivos adjuntos y nunca responda a los spammers. Si lo haces, pueden pensar que es un objetivo receptivo, lo que significa que le enviarán más spam.

No publiques tu información de contacto

Los spammers pueden encontrar contactos en línea, y de hecho lo hacen. Trata de mantener tu presencia online lo más privada posible. Esto se extiende a tu número de teléfono y a tu dirección física.

Si algún contacto conocido te envía spam, dícelo

Si recibes un mensaje de spam de un contacto de confianza, infórmale que su cuenta está siendo utilizada para enviar spam. De este modo, esta persona podrá tomar medidas y recuperar el control.

Si tienes un sitio web, utiliza software y medidas de seguridad modernas

Manten actualizado el software del sitio web para protegerte de los spammers que tratan de aprovechar vulnerabilidades. Además, debes imprementar tecnología Captcha en las páginas de inicio de sesión, en los comentarios y en otras áreas interactivas.

Protección con un antivirus de primer nivel

Cada día se envían miles de millones de mensajes de spam, lo cual significa que hasta en el buzón más estable puede acabar colándose algo, antes o después. Asegúrate de protegerte frente a enlaces y archivos adjuntos de spam que pueden ser dañinos para tu dispositivo. Por ello, si no tienes, adquiere un antivirus compatible con tu gestor de correo electrónico.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *